El Castillo de Ingapirca

Las ruinas de Ingapirca, cuyo significado es ‘Aposento del Inca’, o ‘Pared del Inca’, son un espacio portentoso cuya solemne edificación fue realizada al puro estilo incaico, es decir, a base de piedra cortada en paralelepípedos, en cuyas uniones por estar tan ligadas, es imposible introducir ni tan solo un filete o navaja.

En la parroquia Ingapirca, del Cantón Cañar, de la Provincia del mismo nombre, a una altitud de 3 160 msnm, sobre un montículo, se ubica el enigmático castillo que a pesar de no conocerse aún los motivos de su construcción, esta aparente fortaleza, fuerte militar o religioso de los cañaris, que se convirtiera luego en santuario o centro administrativo Inca, en la época del Tahuantinsuyo, da cuenta de la grandeza de una cultura que está considerada como una de las más sobresalientes de esta parte del continente.

[envira-gallery id=”106″]
Galería fotográfica Ingapirca

 

Posee una forma elíptica (redondeada), tiene 37.10 metros de largo por 12.36 de ancho, su altura varía entre los 3,15 y 4,10 metros; desde ahí sale un canal de 29,85 m de largo. La construcción se halla circundada por un camino en espiral, desde donde se puede apreciar la majestuosidad de los parajes andinos.

En la parte meridional de la construcción hállase el “Cuerpo de Guardia” de forma trapezoidal. La grada de la entrada semidestruida da acceso a un descanso que se bifurca en dos escaleras de 1,50 m de ancho, con dirección oriental y occidental, de siete escalones cada una. Luego se llega a la terraza, donde existe una pared con dos ventanas trapezoidales.

Ingapirca significa “Pared del Inca” y cuya evocación nos dice de la grandeza y suntuosidad de que gozaba en tiempos del Incanato. Este lugar, no cabe duda, fue asiento militar y religioso de la valiente y aguerrida confederación de los Cañaris.

Este santuario religioso y centro administrativo del Imperio Inca o Tahuantinsuyo, fue construido hacia el año 1 500 d.C., sobre el milenario centro religioso Cañari en el núcleo del señorío de Hatún Cañar. Concretamente estamos hablando de la parroquia Ingapirca, cuya superficie es muy irregular, debido a la presencia de la Cordillera de los Andes y del sistema hidrográfico constituido por el río Cañar y sus afluentes. Los ríos han dado lugar a la formación de valles disimétricos y profundos de topografía irregular; el clima de la zona varía de 13 a 16 grados centígrados.

La parroquia Ingapirca, sede del complejo que lleva el mismo nombre, está ubicada a 18 km de su cabecera cantonal. Tiene dos vías de acceso: la una que va desde San Pedro del cantón Cañar y la otra por el Tambo.

Existen varias cooperativas de transporte que cubren esta ruta, entre las cuales podemos mencionar Ingatrans, Transportes Cañar y otras. El valor del pasaje es de 0,50 ctvs. En lo

que respecta al turismo nacional e internacional, las agencias de viajes, se encargan de proporcionar la movilización a través de tours, que con frecuencia se realizan.

Lamentablemente en estos últimos tiempos el turismo al lugar se ha visto seriamente afectado, debido al pésimo estado en el que se encuentran las vías que conducen al complejo histórico más importante con el que cuenta el país.

Amigo lector, no lo olvide, cuando visite la provincia del Cañar, en su itinerario debe constar el Castillo de Ingapirca, un lugar lleno de encanto, tradición e historia.

Como llegar:

 

Jacqueline Costales jacqueline-costales
Comentarios